más que palabras - fotografía: 2018

16 de noviembre de 2018

Adios, Flickr


Flickr me dice que pronto mi cuenta estará limitada a 1.000 fotos (ahora tengo 12.000) y que si quiero mantenerlas y no me las borren, tengo que pagarles 50 dólares al año. Como me parece abusivo, he decidido descargarme todas las fotos y borrar mi cuenta. Lo que más me duele es perder los comentarios, pero bueno, qué se le va a hacer.

Próximamente las subiré a mi espacio web, ya lo comunicaré cuando esté hecho.

Todos los enlaces que hay en el blog hacia flickr dejarán de funcionar, pero poco a poco iré corrigiéndolo.

Un saludo.


1 de octubre de 2018

Marta

Sesión en exteriores con Marta Romero como modelo e Irene Carnero como estilista. Espero que te gusten ;-) Marta Romero

26 de septiembre de 2018

Puebla de Sanabria (Zamora)

En marzo de 2018 viajamos mi mujer y yo a Zamora, concretamente a Puebla de Sanabria, para pasar un par de días inolvidables. Nos llevamos un gran recuerdo.

Últimamente viajo sólo con la 5D, el 24-105, el 8-15 y el trípode, y aunque alguna vez echo de menos el 70-200 o el flash, la verdad es que creo que no me compensa llevar tanto peso.

Sigo pensando que prefiero ir capturando lo que veo sobre la marcha y disfrutar del viaje sin la obligación de planificar demasiado las tomas. Seguro que me pierdo alguna buena foto por no estar en el lugar y en el momento idóneo, pero al final veo lo que me llevo y estoy satisfecho. No me gusta sacrificar tiempo por esperar un atardecer o por tener que buscar una localización. Doy prioridad al viaje en sí y la cámara simplemente me proporciona el testimonio gráfico. Hay que tener en cuenta que no viajo solo y no puedo acaparar el tiempo. Eso sí, intento estar pendiente de todo y exprimirlo al máximo.

Espero que os gusten:

Puebla de Sanabria (Zamora) 2018

20 de abril de 2018

Monitor de campo Lilliput A7S-2

El otro día estuve detrás de la cámara de vídeo 14 horas y media, grabando una competición de Baile (Feel Da Groove, en Alcorcón).

La pantalla de mi cámara de vídeo es de 3,5 pulgadas, pequeña para este tipo de grabaciones. Así que he decidí hacerme con un "monitor de campo", es decir, una pantalla más grande (7 pulgadas) que me permita trabajar más cómodamente.

La elección no ha sido nada fácil, porque hay muchos modelos con especificaciones y precios muy diferentes.Lo primero que pensé es que como tengo la posibilidad de grabar en 4K, el monitor debería ser compatible con esta resolución. Mi sorpresa ha sido leer que mi cámara (Sony PXW-X70) desactiva las salidas de vídeo cuando graba en 4K (creo que por falta de potencia del procesador, aunque no estoy seguro). Es una faena, pero bueno, es lo que hay. Cuando grabe en 4K no podré usar la pantalla externa. Por otra parte es una ventaja, porque los monitores que admiten entradas 4K son más caros (hay que ver siempre el lado positivo).

Mi segunda consideración es que ya que la cámara tiene una salida SDI, el monitor debería tener este tipo de conexión de entrada. Pero los precios suben bastante y la verdad, no creo que lo necesite ni que aprecie la diferencia. Espero que no sea una decisión equivocada.

El siguiente dato que he tenido en cuenta es la resolución de la pantalla, aunque sé que a estos tamaños tampoco es algo tan importante. Hablamos de una pantalla de 7 pulgadas, pero hay que mirarlo todo y hay que establecer filtros para ir reduciendo las opciones. Las resoluciones más altas suelen ser de 1920x1200. Seleccioné varios modelos con estas características y me puse a ver opiniones en tiendas, foros y analisis en Youtube y al final me decanté por la Lilliput A7S, que es una de las mejor valoradas.
Justo antes de comprarla vi que han sacado una actualización interesante por un euro más, que consiste simplemente en que han mejorado el parasol y ahora incluyen un par de adaptadores HDMI, que que me vienen muy bien.

El precio creo que no está nada mál: 157 € (Amazon) más lo que cuesten las baterías, que no están incluidas, y que tampoco será mucho. Sé que no es un aparato super profesional, pero tampoco estoy dispuesto a pagar una suma elevada para algo que tampoco me va a reportar grandes beneficios. Sólo espero mejorar la comodidad de trabajo y reducir el cansancio en eventos que ya son bastante incómodos de por sí.

Impresiones en el "unboxing"

Bueno, lo más llamativo es que no incluye la batería, ni el adaptador de corriente y sólo lleva un adaptador para baterías tipo F970. Tengo una batería y un cargador de este tipo, porque es el mismo que la antorcha led, aunque la pantalla consume bastante y compraré un par de baterías de gran capacidad. Y alimentadores tengo varios compatibles.

Lo que sí lleva es un protector de silicona (rojo en mi caso), el parasol, la rótula de montaje para la zapata de la cámara (metalica, bien), un cable HDMI, una llave allen, los dos adaptadores hdmi y el manual de instrucciones en inglés. Todo ello en una caja de cartón de buena calidad.

La pantalla en sí no está mal, no tiene mala pinta. Es de plástico, los botones ("on/off", "F1", "F2" y "Exit") están en la parte superior, por lo que no se ven desde la posición de trabajo (tampoco hay que estar toqueteando) y tiene una ruedecita para seleccionar las opciones de los menús (prefiero esto a dos botones "+" y "-"). Las entradas y salidas están en el lateral.

Estoy valorando si montar la pantalla en la zapata de la cámara o si poner un brazo articulado y situarla en un lateral. Haré pruebas y lo valoraré, de momento no lo tengo decidido.

Puesta en marcha

Una vez ensamblado todo sin ningún contratiempo, he conectado el cable (con uno de los adaptadores suministrados) a la cámara y a la pantalla, y he puesto la batería del foco para poder hacer las primeras pruebas. Todo ha funcionado a la primera. Lo he configurado para visualizar sólo el código de tiempo, ya que la pantalla también aporta información (nivel de audio, histograma, ayuda al enfoque, aviso de sobreexposición).

La imagen se ve muy bien. He calibrado todo lo posible los parámetros de saturación, color, brillo y contraste para que sea lo más fiel posible y estoy contento con el resultado. Como nota negativa, los menús de la cámara sólo están en inglés o en chino. Pero me ha sorprendido la cantidad de opciones que tiene.



Conclusiones

Lo peor: La batería se gasta aunque la pantalla esté apagada (y no poco, se gasta muy rápido). Sólo lleva una conexión de entrada y otra de salida hdmi, material exterior plástico, menús sólo en inglés y chino, instrucciones sólo en inglés, pequeño retraso en la visualización (creo que es bastante común en todos los modelos y que no es de los peores, de hecho es casi inapreciable), botones con acceso incómodo, escasez de accesorios (platos para baterías, batería, fuente de alimentación, etc.), aunque la rotula de montaje no es mala, no me da la sensación de que la pantalla se quede bien fijada a la cámara y tengo que ver cómo lo soluciono; no quiero tener que estar pendiente de eso mientras grabo.

Lo mejor: por supuesto, la relación calidad/precio, la resolución, opciones de visualización para la ayuda de la grabación (peaking, falso color, niveles de audio, histograma, etc.), la funda de silicona (disponible en varios colores y en negro), facilidad de uso, opciones correctas para calibrar el color,  presentación del producto en una caja de calidad.

Mi opinión personal es que era consciente de las ventajas y de los inconvenientes y creo que por el precio que tiene está muy bien. Cumple con mis expectativas y estoy deseando probarlo en un trabajo real para disfrutarlo. Sé que hay pantallas mejores pero bastante más caras y que para lo que yo necesito es más que suficiente.

8 de marzo de 2018

Viaje por las Bodas de Plata

Pamplona, Orio, Zarautz, Getaria, Zumaia, Deva, Mutriku, San Sebastián, Fuenterrabía, San Juan de Luz, Biarritz.

Muy contento por el viaje y por el resultado fotográfico.


Created with flickr slideshow.

21 de febrero de 2018

Strobist (II)

Hace 5 años publiqué una entrada en el blog sobre esta técnica. Desde entonces la verdad es que no he vuelto a hacer fotos con flash en exterior, pero me vuelven las ganas porque sé que es interesante y creo que puedo obtener buenos resultados, y más ahora que tengo todo el equipo necesario.

El equipo del que dispongo consiste en tres flashes (Canon 600EX-RT, Yongnuo 600EX-RT y 686EX-RT), aunque creo que con uno o máximo dos es suficiente, el disparador remoto (Yongnuo YN-E3-RT), y los pies de flash, soportes, paraguas y reflector.

En cuanto haga menos frío llamaré a mi amiga Irene Carnero y haremos una sesión, a ver qué sale. Me apetece mucho hacer fotos y me apetece practicar esta técnica que aunque ha pasado un poco de moda me sigue pareciendo interesante. A ver qué sale.

(Foto: Sean Setters)