más que palabras - fotografía: 2015/05

25 de mayo de 2015

Boda con la Sony PXW-X70

He grabado la primera boda con la Sony PXW-X70. Todo ha ido sin problemas.

He grabado en XAVC-L 50 Mbps en dos tarjetas SDXC Transcend 64GB U3 (grabación simultánea). He seleccionado el "Picture profile" PP4 modificado (1).

El modo de grabación, en exterior, diafragma automático (con el filtro ND adecuado), tiempo de exposición 1/50, ganancia en -3bB y balance en "Sol"; y en interior, todo manual, tiempo 1/50, diafragma f/4, ganancia, la necesaria, poniéndola en auto cuando no tenía problemas con los contraluces de las ventanas. También jugué bastante con la compensación de exposición. El balance de blancos, manual. El enfoque, casi siempre en automático.

He utilizado el micrófono Rode Stereo en auto. En el restaurante he usado una antorcha de leds a baja potencia, como relleno, ya que la iluminación que había era algo escasa y el color quedaba algo apagado. He usado un monopié lastrado (le puse un peso en la base) para estabilizar. Aunque el estabilizador de la cámara es muy bueno, el monopié mejoraba sobre todo los movimientos de desplazamiento. Es este aspecto he notado una gran mejora con respecto a la SLRD y no he tenido que utilizar el pluggin estabilizador en Premiere.


He grabado aproximadamente 1 hora y 20 minutos. Las grabaciones empezaron a las 16:20 y terminamos hacia la 1:00. Gasté la batería Sony que viene con la cámara, una PATONA NP-FV100 y 1/4 de otra. No he querido apurar las baterías por miedo a que se cortara la grabación en algún momento importante. Es decir, que con 2 NP-FV100 y la original tenemos para una boda completa, aunque mejor llevar alguna más por si acaso. Con una tarjeta de 64Gb también tenemos suficiente, ya que su capacidad permite grabar unos 140 minutos aunque también es recomendable llevar más tarjetas por si tuviéramos algún problema. Mejor grabar en dos tarjetas simultáneamente, por mayor seguridad.

Mis impresiones. Cosas buenas: la ergonomía, la estabilización, el zoom, el autoenfoque, la información en pantalla, la autonomía, la tranquilidad por grabar en dos tarjetas, la accesibilidad a los botones (tuve que configurar uno para hacer el balance de blancos y otro para la compensación de exposición). Se trabaja de una forma muy cómoda y los ajustes son bastante rápidos. El balance de blancos manual se hace de forma sencilla y funciona muy bien. Cosas menos buenas: tiende a subexponer. Aún no he editado la boda (2), pero he echado un vistazo a los clips y creo que tendré que tocar niveles. Creo que seguiré usando el monopié con el contrapeso para mejorar la estabilización. El conjunto monopié+cámara+micrófono+antorcha pesa unos 4 kilos, que es bastante para llevarlo a pulso, pero creo que merece la pena, aunque no descarto practicar sin el monopié para quitar peso y mejorar en comodidad de uso. En exterior y a pleno sol, la pantalla no se ve bien y es necesario usar el visor ocular.

Casi no hay aspectos negativos. He trabajado de forma cómoda y sin problemas. Con respecto a la reflex he ganado en todo: autoenfoque, calidad de imagen, comodidad de uso, seguridad, se acabó el maldito moaré, etc.

(Me queda hacer la edición para confirmar mis buenas sensaciones.)

(1) 17/06/2015: Aunque hice pruebas con los "Picture profiles (PP)" y pensé que era buena idea grabar con el mejor aspecto final posible para evitar postprocesos, en la siguiente boda decidí desactivar estos parámetros porque creo que los ajustes son demasiado "agresivos" y limitan las posibilidades de ajustes posteriores. De momento grabaré sin estos ajustes, y si acaso procesaré el contraste, saturación, etc. en el Premiere con un mayor control. De todas formas, intentaré configurar algún ajuste con algo de contraste y saturación, pero intentando no pasarme. Poco a poco iré haciéndome con ella. :-)

22/06/2015: La verdad es que aún no sé muy bien qué hacer. Ya he grabado tres bodas, cada una con unos parámetros distintos, y aunque las tres se ven muy bien, casi que me quedo con el aspecto de la primera, con el PP4 modificado. Se ve de cine.

(2) 24/06/2015: Ya edité la boda. Todas mis buenas sensaciones se han confirmado. Estoy encantado con esta cámara. La calidad de imagen, los colores, el contraste, el sonido. Todo es perfecto. La combinación estabilizador óptica y monopié es genial. Los movimientos son suaves y fluidos. El formato de grabación XAVC-L 4:2:2 10 bit me permite hacer ajustes sin que se aprecie ninguna pérdida de calidad. El único inconveniente es que con este formato no funciona el "automatizar a secuencia" de Premiere y he tenido que recortar todos los clips para hacer los fundidos de audio. Espero que lo corrijan en la próxima versión del programa, aunque creo que tardaré en instalarlo... Pero bueno, hay atajos de teclado para hacer estos recortes, así que tampoco me ha llevado demasiado tiempo.

19 de mayo de 2015

Cinta

El pasado viernes coincidí con mi amiga Cinta en una sesión de exteriores. La programamos inicialmente para el domingo anterior por la mañana, pero tuvimos que cambiarla al vernes por la tarde, y me alegro mucho porque la luz del atardecer resultó muy interesante y dio mucho juego. De hecho, la luz ha sido el tema principal de la sesión.


Trabajar con Cinta siempre es maravilloso. Nos conocemos desde hace años y la confianza y complicidad facilitan mucho las cosas y además creo que los retratos son más auténticos.

Fue una sesión improvisada, aunque quería hacerla en el recinto ferial de Torrejón, porque estoy un poco saturado de parques y lugares abandonados (aunque al final la cabra tira al monte y terminamos con graffitisen una nave cercana). Me apetecía aprovechar el muro de hormigón donde Carlos Martín estrelló el BMW de Reverso y el espacio abierto del recinto y creo que no fue mala idea.


Llegué media hora antes para estudiar el terreno e ir pensando ideas para utilizar los elementos del lugar. Al no llevar una idea preconcebida, casi todo sirve. Me sigue gustando hacer fotos sin presiones, sin metas concretas, improvisando cada disparo, cambiando de idea continuamente, exprimiendo la imaginación.





Sólo me llevé la 5D mark II y el 24-105, porque creo que es el equipo suficiente y no quería distraerme cambiando de lentes o configurando flashes. Disparé todo el reportaje en prioridad de diafragma a f/4, por aquello de los fondos borrosos, compensando la exposición según me indicaba el histograma. Con el sol bajo, lo ideal es ponerlo de contra, por lo que hay que cuidar los contrastes, los cielos sobreexpuestos y los flares. El procesado en Lightroom no me ha resultado demasiado complicado aunque los contrastes eran altos en algunas tomas y he tenido que hacer algún que otro ajuste por zonas.

Estoy contento con el resultado. Hay unas cuantas fotos que me encantan. Espero que os gusten también a vosotros.

Podéis ver las fotos, como siempre, en mi flickr.

12 de mayo de 2015

Mi "nuevo" iMac

El iMac lo compré a mediados de 2011, tiene ya cuatro años y varias actualizaciones del sistema operativo (venía con Snow Leopard y ha pasado por el Lion, Mountain Lion y Mavericks). Durante este tiempo le he dado una buena tralla. El año pasado tuve bastante trabajo y no he podido plantearme hasta ahora el actualizar a Yosemite, la última versión del SO de Apple.


Desde que salió tuve claro que era hora de hacer una instalación limpia y de actualizar el software que más utilizo, aparte del SO, para darle un poco más de alegría a un sistema bastante sobrecargado. Y también tenía claro que era una estupenda oportunidad para ponerle un SSD interno para ganar más velocidad aún.

Abrir el iMac, desmontarlo y ponerle un disco duro es una tarea complicada, pero los beneficios son, según dicen, enormes. Todo el mundo que lo ha hecho dice que es tener ordenador nuevo.

Así que aprovechando que ahora mismo no tengo apenas tareas pendientes, me he decidido a ponerme manos a la obra. Compré el kit de OWC (ventosas, destornilladores, pinzas, cable...) y un disco SSD Samsung de 1 Tb. He visto el vídeo de OWC con las instrucciones paso a paso por lo menos 20 veces y anoche me puse manos a la obra.


Todo fue sin problemas, todo funcionando a la primera. Luego instalé el Yosemite y los programas de Adobe en este disco, dejando por si acaso el otro disco tal cual, con el Mavericks (puedo arrancar el ordenador en uno u otro sistema). No me dio tiempo a más.

Esta tarde, si puedo, sigo instalando cosas y haré algún test de velocidad, que me hace ilusión ver cómo vuela.

PD. Test de velocidad:


11 de mayo de 2015

Sigo probando la Sony PXW-X70

Aunque me falta hacer la prueba de fuego (una boda completa), ya he hecho algún trabajo y quería dejar los comentarios.

Hasta ahora he grabado un par de concursos de baile, y un par de actuaciones, también de baile. Han sido grabaciones largas con la cámara en trípode y sin demasiadas complicaciones.

Aún no me ha llegado el micrófono de Sony, y sigo usando el Rode Stereo Videmic con buen resultado.

En la última grabación he usado el control remoto Varizoom (sólo tiene zoom y rec on/off) y la verdad es que me ha ido muy bien. Este controlador hay que usarlo con dos adaptadores, pero funciona sin problemas. El trípode con el cabezal de Manfrotto es una gozada. Con el trípode que usaba antes era un verdadero quebradero de cabeza hacer las cosas medio bien.

Bueno, vamos a la cámara. En resumen: impresionante.

Tenía bastantes reparos antes de comprarla, pero viendo los resultados y la comodidad de uso, estoy muy satisfecho. La calidad de imagen es espectacular. Bastante mejor que con la reflex, que ya es decir. Y eso que de momento sólo he grabado en AVCHD. Esta semana intentaré instalar el Premiere CC 2014 y haré pruebas con el codec XAVC que sé que es bastante mejor.

La imagen sin hacer ajustes previos en la configuración de la cámara sale muy "blandita", poco contraste, poca saturación, ideal para procesarla a posteriori. No sé si me meteré de momento con la configuración, porque lo ideal es procesar la imagen en la edición, y creo que tal cual está ahora está bien. Me da la impresión de que la cámara tiende a subexponer (ya lo había leído). El modo de grabación que estoy usando es: tiempo en manual (1/50), la ganancia en manual (si puedo, en 0) y el iris en automático, jugando con el control de compensación de exposición, que he asignado a un botón "custom". Si necesito usar un diafragma abierto para conseguir poca profundidad de campo, entonces pongo el diafragma en manual y la ganancia en auto, que sigo corrigiendo con el control de compensación de exposición. De momento me va bien así. También he configurado otro botón "custom" para hacer el balance de blancos con un solo clic, que es genial. El enfoque, como hasta ahora sólo he hecho espectáculos, he preferido dejarlo en manual, porque no era necesario el autoenfoque. Y el audio en manual, aunque en las bodas lo pondré en automático.

Siempre que pueda grabaré en las dos tarjetas simultáneamente, por seguridad.

No sé qué mas contar. Una imágen vale más que mil palabras, así que os muestro el vídeo que hice el sábado (está sin procesar, sólo he quitado los trozos sobrantes. Aquí use el autofocus). Os seguiré comentando cosas.